Afro Orange

Cada cierto tiempo le dedicamos un ratito a uno de nuestros hobbies: Hacer retratos Beauty de estudio. Dacil Hernández y Alfredo Aguirre me plantearon esta sesión de fotos creando un grupo de whatsapp. ¡Odio los grupos de whatsapp!. En esta época del año tengo muchísimo trabajo y mi jornada laboral literalmente se amplía llegando a superar las 12 horas diarias. Por esa razón, mi único requisito era no saber nada de la sesión hasta que llegara el día. ¿Os imagináis? No sabía quién sería la modelo o el modelo, ni cual era la idea, ¡absolutamente nada!

Esta mañana me enviaron un mensaje citándome para hoy a la 12.30, un poco después sonó el portero del estudio y fue entonces cuando me explicaron en qué consistía la sesión de fotos. Me fascinó el pelo afro que había conseguido crear Alfredo Aguirre. Un trabajo fantástico y minucioso, el maquillaje de Dacil fue fantástico, la paleta de colores de la fotografía era fantástica y esos ojos… ¡qué ojos verdes con el iris casi amarillo!.

Hice las fotografías con una Fujifilm XT2, el 90mm f/2 a f/11, un beauty dish plata con difusor, un reflector plata, un trozo de cartón blanco y un segundo foco con un zoom reflector con rejilla de 10 grados. Aunque dicho así puede parecer complejo, la realidad es que este esquema de luz es de lo más sencillo y práctico que se puede hacer. La piel adquiere una textura tan buena que es realmente fácil editar las fotografías. Los colores son geniales y la nitidez de la imagen soberbia.

Si queréis ver el Making of de la sesión de fotos os dejo el vídeo:
 

Su emailnunca será publicado. Los campos marcados son obligatorios *

*

*