Retratando a Mono

Uno de mis mejores amigos ha adoptado un perro. Mono es su nombre y tiene las uñas afiladas como cuchillas. Lo cierto es que tras mearme el estudio en varias ocasiones decidí retratarle. Siempre es un reto trabajar con animales porque además de tener diseñar el esquema de iluminación, tienes que trabajar mucho el terreno antes de comenzar a hacer fotos.

Para esta sesión de fotos he usado dos Profoto D1 y mi maravilloso Profoto B2. Tenía claro lo que quería conseguir, el reto era lograrlo retratando a un perro, con todo lo que eso implica. Cuando trabajas con animal tienes que saber que se moverá. Debes de contar con la colaboración de un asistente para tratar de mantenerlo en el lugar adecuado el tiempo suficiente para tomar tu fotografía.
Afortunadamente he comenzado a trabajar con varias Fujifilm XT2 y el enfoque nunca fue un problema. Absolutamente todas las imágenes de la sesión de fotos están enfocadas, el 100%, es alucinante.

El sistema de iluminación está compuesto por una luz principal montada encima de Mono en un softbox 2×3′ con grid para controlar la dispersión de la luz, y dos profoto D1 con ventanas strip 1×3′ con grid para crear la silueta del can. La fotografía que quería conseguir implicaba que el perro no mirara a la cámara. Mi idea era que me diera un perfil pero con el cuerpo orientado hacia la cámara. ¡Casi nada! Afortunadamente siempre tengo golosinas para perros en mi estudio y eso ayudó bastante.

Como se puede apreciar, en cuanto el perro me dio el perfil el sistema de iluminación funcionó a la perfección. La edición de las imágenes es mínima. La gestión de color de la XT2 es otra de las razones por las que decidí cambiar a Fujifilm.

Su emailnunca será publicado. Los campos marcados son obligatorios *

*

*